Actualidad Educacion Noticias Locales 

La igualdad para las EFAs en el Chaco no existe

¡Comparte esta noticia!

Escuelas de la Familia Agrícola de gestión privada en estado de alerta

Una vez más, y como se viene haciendo desde hace varios meses, se reitera el reclamo al gobierno provincial de las subvenciones necesarias para el pago de haberes  a los docentes de las Escuelas de la Familia Agrícola de la provincia, (escuelas públicas de gestión privada) que dan respuesta educativa principalmente a las familias del sector rural, viviendo, muchas de éstas, en condiciones de vulnerabilidad, y que es condición esencial para garantizar su funcionamiento,  el 100 % de los aportes provinciales, como lo hacen  cada una de las provincias con sus  EFAs  en el país.


Imagen de archivo

A la fecha, no hay novedades de sueldo neto de los docentes, correspondiente al mes de junio 2018, tampoco se ha cobrado el medio aguinaldo ni la ayuda escolar. A este importante atraso, hay que sumarle, la falta de pago de aportes patronales, que se hacen aparte de los sueldos, por un acuerdo hecho hace unos años con el gobierno, donde, de esa manera, se comprometía a pagar entre el 10 y el 15 de cada mes los sueldos y cerca del 20, se haría efectivo el pago de los aportes correspondientes al mes anterior. Esto no sucedió así, llegando a fin del mes en curso, con la deuda de aportes patronales por parte del gobierno provincial  de los meses de febrero, marzo, abril, mayo, junio y SAC (medio aguinaldo).

Agravándose aún más por el atraso en el aporte de comedor escolar de abril, mayo y junio, insuficiente para poder alimentar adecuadamente a los estudiantes que permanecen albergados en estas instituciones educativas.

Esta situación que se vive desde hace ocho años,  genera mucha tensión, desánimo y desilusión en el personal docente, no docente y las familias que se ven beneficiadas con estas instituciones, porque al no estar al día con los aportes patronales, los docentes se encuentran totalmente descubiertos en lo referente al seguro de vida, obra social, aportes jubilatorios, por lo tanto, “están dentro del trabajo informal”.

Se insiste en esto, y se llega a estos medios de comunicación, para que el señor gobernador pueda escuchar el pedido, y la población sepa que, en medio de las negociaciones, movilizaciones y paros por parte de los gremios, con quienes estamos de acuerdo, nosotros  queremos cobrar en tiempo y forma el sueldo, recibir los aportes patronales y comedor adeudados, para poder continuar nuestras actividades normales, y  poder cumplir con la igualdad de posibilidades.

Llamamos a la reflexión a las autoridades provinciales y les pedimos que se pongan en los zapatos de cualquiera de los integrantes de nuestra comunidad educativa:

  • Como estudiante, donde ve que no tiene lo suficiente para alimentarse.
  • Como docente: con la incertidumbre de no saber cuándo se depositará su sueldo, cómo va a hacer para pagar todos los servicios con recargo para que no los corten y arriesgando su vida cada día para ir a cumplir con su obligación de educador a pesar de no tener un seguro que lo ampare, cuidando su salud para no enfermarse porque su obra social ya no responde, continuando con sus servicios a pesar de estar en condiciones de jubilarse porque se descontinuó la cadena de aportes.
  • Como familia: viendo que la escuela que eligió, que defiende, que siente parte de ella está en crisis, y no recibe el aporte correspondiente por parte del gobierno, quien se comprometió a realizar en tiempo y forma.

Como Familias de las EFAs, realmente estamos angustiados, entendiendo la situación general que se vive en la provincia, porque no la desconocemos, pero nuestra situación es insostenible y no podemos continuar dando sin recibir ninguna respuesta.

Queremos, de una vez por todas, confiar en el gobierno, y llegar pronto a una solución definitiva a este pedido.

Te puede interesar