Destacados Historias de Mi Gente 

La Semana Santa tradicional en Basail

Comparte esta noticia ahora!

 

Decir que la Semana Santa es una conmemoración religiosa donde, desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, los católicos recuerdan la pasión, muerte y resurrección de Jesús es verdad.


El significado de esta semana es puramente cristiano, sin embargo, este período de feriado es empleado por muchas personas para realizar actividades de esparcimiento y diversión. La reunión familiar, la vigilia, la reflexión y el recogimiento, las comidas típicas de la región, los juegos y entretenimientos, etc.

Cuando recordamos las distintas «Semanas Santas» vividas a través de los años en Basail, encontramos momentos familiares inolvidables, también de perdón y de reconciliación fraterna, sin lugar para el rencor, odio y la envidia, momentos de amigos y de reencuentros.

Como aspectos tradicionales de esta fecha cristiana, todavía quedan vestigios de costumbres como no hacer ruidos, no oír música, no hacer trabajos duros, no lastimar al otro, no gritar, etc, etc. hasta el Sábado de Gloria. Por eso, las actividades o entretenimientos que se hacían en los hogares para acompañar la vigilia religiosa tenían que ver con juegos de mesa, naipes, y una tradición bien gauchesca y local, el juego de dados o «cubilete» que por muchos años resultó el entretenimiento de los hombres mayores en esas largas noches.

Un apartado especial al hablar de la Semana Santa son los platos típicos que en Basail se acostumbran a preparar y disfrutar en esos días.

La sopa paraguaya, la torta de queso, las empanadas de pescado y la tradicional rosca y los huevos de pascua son infaltables en la mesa. La selección de estas comidas tienen su origen en el fundamento de la conmemoración religiosa: para los cristianos católicos, comer carne roja representa el cuerpo de Cristo crucificado, y de acuerdo a la tradición, solo se pueden comer carnes blancas como pescado en Semana Santa para cumplir con las Sagradas Escrituras.

La tradición de regalar huevos como símbolo de vida y fertilidad comenzó mucho antes de la Era Cristiana, pero fueron justamente los cristianos quienes le otorgaron un significado de religiosidad. Los huevos de pascua, entonces, representan la resurrección y la vida de Jesús, por eso se acostumbra a regalarlos a niños y grandes el Domingo de Resurrección.

Todos, seguramente tenemos esos buenos recuerdos de la Semana Santa, haya sido hace poco o hace mucho, momentos imborrables de costumbre, tradición y religiosidad al máximo.

¿Que recordás de la Semana Santa en Basail?

Te puede interesar