Actualidad Varios 

Google retira 700.000 apps de PlayStore

¡Comparte esta noticia!

Una desarrolladora lo explica y da pistas para protegernos.

Es sabido que el mundo de las aplicaciones de Android puede ser un territorio en ocasiones peligroso. Pero tras conocerse el informe sobre el ecosistema publicitario que la empresa acaba de proporcionar queda claro que la Play Store es un mundo quizá demasiado caótico. Google ha puesto en una lista negra a 700.000 aplicaciones.


Una cifra espectacular. Aunque la empresa californiana no ha dado más detalles sobre este asunto, suponemos que la inmensa mayoría de estas apps buscan simplemente engañar con alguna argucia a los que las descargan.

La lista negra de Google en el pasado año la componen 90.000 webs y 700.000 apps

Muchas de estas aplicaciones también han infringido políticas publicitarias de la empresa, como explica el informe: “Eliminamos 320.000 editoras de nuestra red publicitaria por infringir nuestras políticas y pusimos en la lista negra a cerca de 90.000 sitios web y a 700.000 aplicaciones móviles”.

¿Qué motivos hay para que se produzca semejante avalancha de aplicaciones perniciosas? Hemos consultado con una experta para entender mejor cómo funciona la tienda de Google. Se trata de Selene Pinillos, una desarrolladora de software en Cabify con años de experiencia en el mundo de las aplicaciones móviles.

Lo primero que resalta esta experta es la gran diferencia que hay entre las tiendas de Google Apple: “para publicar en la Apple Store el usuario tiene que subir la aplicación a la plataforma de Apple y esta queda en estado de revisión. Una persona de Apple se encarga de probar tu aplicación y decide si se publica o no. Si no se publica, te explica por qué y el usuario tiene que actualizar la aplicación y volver a subirla hasta que le den el OK. Desde que se sube la aplicación hasta que se aprueba pueden pasar hasta 15 días. Para publicar en Google Play basta con subir la app a la plataforma y esperar un par de horas. No existen personas encargadas de verificar tu aplicación”

“Si es una aplicación de una empresa importante, como Facebook, hay que comprobar que los datos que aparecen en la descripción sean correctos, no descargar sin más, ver también que el número de descargas tiene sentido. Si es una aplicación de un desarrollador menos conocido, está bien comprobar qué tipo de permisos pide la aplicación. Leer los comentarios de la gente también puede ayudar”, señala Pinillos.

Otra posibilidad es usar Google Play Protect, que fue lanzado el pasado verano y está integrado en la Play Store. Esta función puede alertarnos sobre problemas de seguridad con las aplicaciones de la tienda. Finalmente también hay que desconfiar de aquellas aplicaciones que se encuentran fuera de la tienda oficial de Android, pues aunque el control de Google es escaso fuera de la tienda las sorpresas pueden estar a la orden del día.

Fuente: lavanguardia.com

Te puede interesar